Mercedes González Minguillón

Soy maestra y educadora social, antropóloga, mediadora y fotógrafa. 

Mi motivación profunda es generar, participar y acompañar procesos de reflexión y aprendizaje  de las personas en las relaciones humanas a través del trabajo con la fotografia,  desde  una mirada amplia, holística,  sistémica y transcultural.

Ser mujer sin ser madre y dada mi trayectoria profesional como educadora social, antropóloga y fotógrafa, me ha llevado a considerar la observación como la herramienta fundamental de mi trabajo de autobservación, observación del “otro”  y las relaciones y observación del ambiente y los entornos.

He trabajado con niños/as, jóvenes y personas adultas en diferentes situaciones socioculturales y con diferentes condiciones sociofamiliares. Me apasiona el trabajo a los más pequeños y a sus familias, la docencia y el diseño de procesos de aprendizaje.

Educar La Mirada me permite profundizar en el complejo y delicado arte de  acompañar de manera respetuosa desde la observación participante, con la mirada consciente y una justa intervención.

 

MÁS INFO.

El Fundamento de mi trabajo

Mi trabajo se ha enriquecido con la propia experiencia, con la experiencia de los profesionales y de las familias. 

Autobservación y Observación

La mirada reflexiva me hace ser una profesional responsables en continuo proceso de aprendizaje.
La observación me permite familiarizarme con las personas, sus movimientos, sus miradas al mundo.

Investigación-Acción

Esta metodología transversal nos permite la continua exploración de los procesos de aprendizaje. Observamos, reflexionamos, cambiamos y volvemos a experimentar en un ciclo continuo de adecuación de la acción educativa.

Interdependencia

En la práctica de la interdependencia positiva aprendemos a depender de los demás, a ser corresponsables y a compartir principios comunes de forma comprometida. El trabajo de interacción continuada y consciente nos permite alcanzar los objetivos que planificamos.

Cuidado y Autorregulación

Sabemos que el cuidado de las personas  y de sus experiencias de vida es fundamental para un sano proceso de aprendizaje. La impronta positiva tienen un efecto profundo en nuestra salud física, emocional y mental. Cuando hay heridas, la autoregulación permite  volver a sanar.

Movimiento autónomo
y espontáneo

Desde la mirada del Seitai la coordinación mente, cuerpo y emoción se ordena para  ofrecer un desarrollo integral y holístico de la persona. Existe en cada ser la potencialidad del desarrollo autónomo completo, sólo hemos de acompañar el proceso.