Mercedes González Minguillón

Maestra, Educadora Social, Antropóloga, Mediadora y Fotógrafa

Mi motivación profunda es generar, participar y acompañar procesos de cambio y maduración en las relaciones humanas dentro del marco de la educación infantil 0-6 años.
Ser mujer sin ser madre y dada mi trayectoria profesional como educadora social y antropóloga, me ha llevado a observar el desarrollo y la educación de los más pequeños con una mirada amplia, flexible, holística y sistémica.

He trabajado con niños/as, jóvenes y personas adultas en diferentes situaciones socioculturales y con diferentes condiciones sociofamiliares. Me apasiona el trabajo en atención temprana con menores de 0-6 años con los que he podido profundizar en el complejo y delicado arte del acompañamiento respetuoso desde la observación participante, la mirada consciente y la justa intervención.

He aprendido y experimentado diversas propuestas de acción pedagógica en las que la persona y las relaciones son los ejes principales. Mi experiencia se ha movido entre la exploración de las didácticas y la práctica psicomotriz como procesos de reflexión continua. Al educar la mirada sigo aprendiendo a objetivar y es que, mirar desde fuera, me permite ver y reflexionar sobre la propia práctica y la de los equipos educativos.

La fotografía como herramienta de análisis ha estado presente desde el principio en mi trayectoria profesional y personal (fue mi padre quien me inculcó la curiosidad por este arte). Tanto en los trabajos de investigación-acción etnográfica como en los proyectos educativos de formación, la metodología de observación a través de la cámara ha ampliado y enriquecido mi mirada y mi capacidad reflexiva.

Sigo disfrutando en mi trabajo actual con el asesoramiento a escuelas infantiles, la formación de equipos educativos y directivos, el acompañamiento a familias y la facilitación de grupos. Otra de mis pasiones es diseñar y coordinar proyectos educativos y programas formativos para entidades y corporaciones.

EDUCAR LA MIRADA nace fruto de esta nueva etapa vital que me lleva personal y profesionalmente a mi proyecto de madurez.